MENUDESPLEGA

domingo, 12 de enero de 2014

Ana Luisa Benítez: El mensaje del arte es poner encanto y misterio a las cosas.

Después del parón navideño, retomo el blog, en esta ocasión para presentaros la obra de la escultora canaria Ana Luisa Benítez.
Mi admiración por ella, bien merece una entrada en este pequeño rincón al que me asomo cada vez que considero que algo o alguien merece la pena, y este es el caso de la escultora que me ocupa.
Conocía algunas esculturas públicas de Ana Luisa que por su belleza habían llamado mi atención sobre su obra, y cual no fue mi sorpresa, que en navidad, mostraba su trabajo, en dos salas de exposiciones de la ciudad de Las Palmas.
En este caso mostraba figuras en bronce de pequeño tamaño.
En una de las salas, las esculturas corresponden a la serie: Bailarinas, en la otra, además de esculturas, mostraba cuadros de gran formato, cuya temática es la música.
Sin título-3
Foto catálogo
Sin título-1
Sin título-1x
Foto catálogo
Nuestra escultora es una artista que además de pintar y esculpir, toca el piano. Podemos decir que su formación musical, hace que sus creaciones tengan una impronta de ritmo y melodía que son fáciles de adivinar, además de una delicadeza extrema.
….Dirá Ana Luisa: En esta muestra politemática, se exponen diferentes obras, diferentes técnicas y medios que tratan de llevar o de dar, a la materia emociones y vivencias procedentes de una misma fuente cuyo fluir no es de agua sino de música.
…de ésta se dice que no hay porqué entenderla, lo que hay es que sentirla. Y opino lo mismo respecto a estas otras artes plásticas.
En esta segunda sala, además de los cuadros, nos llaman la atención unas esculturas de mujeres hechas en cemento especial con pigmento azul, que corresponden a la serie: Tacones, se caracterizan en que muestran sus cuerpos desnudos, muy estilizados, largas piernas y zapatos de tacón, llama la atención que no tienen boca, no pueden hablar, pero realmente las bocas no les sirven para expresar, pues ya con sus cuerpos lo dicen todo, sus cuerpos encierran el lenguaje que las definen.
Cada pieza tiene un nombre de mujer: Paula, Aida, Ruth, Alba, etc.
P1060280 P1060276
Estas piezas de gran formato que ocupan el centro de la sala, serán también esculpidas, con cementos especiales, en un formato más reducido, pero seguirán siendo igual de sugerentes, el título de las obras será: A caballo, Fumando, etc
Se puede disfrutar también de otra serie de esculturas que llama “Niñana” son esculturas en broce y basalto de pequeño formato.
Esta serie “Niñana” es un guiño de la escultora a su infancia y a su madre que se llamaba Ana y que se peinaba igual que las niñas de las esculturas, con el típico peinado de los años cuarenta, en que las mujeres ponían dos rulos sobre la cabeza, paralelos a la raya del centro, cubiertos por los cabellos de cada lado subidos, dándoles al pelo una forma de corazón.
Las esculturas llevan por título: Riesgo, Niñana Pentágono, Niñana descansa, Oculta, etc.
P1060294
P1060288
Ella nos dará esta maravillosa cita de Hegel, con la que se identifica.
Según Hegel “El fin del arte no más que un eco ( que tiene ese fin en sí mismo), es una lengua armoniosa, un espejo viviente donde vienen a reflejarse todos los sentimientos y todas las pasiones”
P1060290
Os presento las primeras obras que conocí de Ana Luisa y que me llevaron a admirarla sin conocerla.
La que más me gusta es la que representa al novelista canario: Benito Pérez Galdós, está fechada en el año 2003 y está ubicada en el parque Don Benito en Schaman, en Las Palmas GC.
También me gusta mucho la que dedicó al artista canario Nestor Álamo, la realizó en el 2003 y está ubicada en un lateral de la Casa de Colón en el barrio de Vegueta de Las Palmas de GC.
P1050030
CIMG6066
Sobre una silla típica canaria, reposan sus libros y una partitura musical. Sus obras abarcan muchas disciplinas, desde la música, la literatura, pasando por la historia archivística y la restauración arquitectónica.
Sus obras son de un gran realismo.
Por suerte muchos pueblos de la isla tienen el honor de contar con una escultura suya. Hasta mi pueblo Moya, el pueblo del ilustre poeta modernista Tomás Morales cuenta con una escultura de Ana Luisa, en este caso representa a una turronera en su puesto ambulante, donde vendía los turrones en las fiestas.
Tuve el honor de conocer a la escultora y hablar un rato con ella, fue un placer comprobar que sus esculturas son fiel reflejo de sus vivencias y de su pasión por el arte en todas sus manifestaciones.
P1060301
Esta vez de la isla, además del afecto de los míos, del calor y de las imágenes de mi tierra que atesora mi retina, me traje la amistad de esta mujer excepcional, realmente considero la maleta llena.
Os dejo su página web, por si queréis adentraros en el maravilloso mundo de esta creadora. http://www.analuisabenitez.com/
Espero que os haya suscitado interés esta entrada y que os haya gustado.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Imprimir en PDF