MENUDESPLEGA

martes, 4 de diciembre de 2012

Visita al Convento de las Úrsulas


Ya sabéis que ese espacio es uno de los lugares  más queridos por D. Miguel de Unamuno. 



Ahí, en la calle Bordadores estaba su casa, si se asomaba al balcón, veía el torreón de las Úrsulas, y su paseo lleno de árboles que lo conducían hasta el campo de San Francisco, por donde él paseaba en compañía de su mujer Concha.
Hoy el espacio lo llena no solo el convento, sino Unamuno que con su escultura mirando hacia la que fue su casa, forman un todo perfecto, por su belleza.


Al visitar el convento, me encontré con la sorpresa, pues nunca había reparado en él, de reconocer sobre la puerta de acceso, un ángel que sostiene el escudo de Alonso de Fonseca, fundador de este convento.


¡Claro! A Unamuno no le pasó desapercibida esta figura y la quiso plasmar en un carboncillo, a los que también él era muy aficionado.
Os dejo la foto que he hecho y el carboncillo realizado por D. Miguel, para que veáis lo bien que se le daba también pintar.
























Espero que os haya gustado esta curiosidad y si paseáis por este lugar, levantéis la vista para contemplar la belleza y la historia que encierra este convento.
¡Qué lujo de ciudad! ¡cuánta historia encierra!   







0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Imprimir en PDF