MENUDESPLEGA

lunes, 13 de junio de 2016

Exposiciones de Miguel Elías y Florencio Maíllo en Salamanca

Desde mi blog, quiero hacer un homenaje al pintor Miguel Elías, por estar siempre cerca de los poetas y de la poesía y sobre todo por las dos exposiciones que este año 2016 ha llevado a cabo junto al también pintor Florencio Maillo.
La primera exposición de la que os quiero hablar se inauguró en enero en La Casa de Japón de Salamanca y lleva por título: ”Del jardín de las delicias al jardín japonés”. Acompañaron en la misma a Miguel Elías, Florencio Maíllo como ya os he comentado y la diseñadora Fely Campo.


Esta exposición sobresaliente, no dejó indiferente a nadie, sobre todo por su espectacular e innovadora puesta en escena.
Florencio Maillo expuso un mural formado por 36 tablas que formaban un mosaico, donde quedaba reflejado el mundo de los excesos en el que vivimos.


La diseñadora Fely Campo expuso una serie de trajes, donde jugaba con las telas, las texturas, los volúmenes, para hacer arte que sorprendieron también al espectador.
 
Miguel Elías por su parte mostró una proporción áurea de donde pendían sus lienzos en fibra de bambú, en ellos estaban pintadas gran variedad de flores, usando la técnica japonesa sumi-e.
La pintura Sumi-e se define como la pintura del alma, que es aquella que plasma lo que se siente y lo que es.
Se engloba dentro del mundo tradicional japonés. En ella el pintor debe representar lo más  profundo del alma, es pintura interior.
Está basada en la técnica de la pincelada única. La pintura a la tinta, como se le denomina no permite correcciones, de ahí que cada pincelada sea única.







La pintura es una forma de autoconocimiento del mundo que nos rodea. El pintor sale de sí mismo cuando pinta con la técnica Sumi-e cuya finalidad es decir mucho con poco.
Es un camino, tu camino y lo tienes que hacer tú. Lo importante en la vida no es el final, sino el camino.
Nace del Taoísmo, que no es una religión, sino una filosofía de vida muy ancestral. 
En esta exposición además de pintura y diseño había poesía, no la que se respiraba en la Casa de Japón nada más entrar al espacio expositivo, sino poesía escrita en las paredes y en el suelo, poesía efímera para ser pisada y volver a escribirla día tras día.
Los versos de Alfredo Pérez Alencart, y del poeta japonés Basho, escritos a mano por Miguel Elías, formaban parte de la belleza de lo expuesto, formando un todo armónico que envolvía al espectador. Queda así reflejado la conexión de la pintura con otras disciplinas artísticas como la música, con la que habla idéntico lenguaje, también con la poesía, en cuanto a lenguaje del alma, autoconocimiento del yo y conocimiento del mundo.

La segunda exposición de estos artistas, se titula: ”Trazados sin rumbo”.



En ella vuelven a juntarse estos artistas geniales Elías y Maíllo para el deleite de todos. En esta exposición sus cuadros acompañan los versos del poeta Luis Melero.
La Sala de exposiciones no es en esta ocasión La Casa de Japón sino La Salina, siendo un marco luminoso donde se puede apreciar el arte de cada uno.
En esta ocasión Miguel Elías utilizando otra vez la técnica japonesa sumi-e y sobre lienzo de fibra de bambú, nos vuelve a impresionar con los pájaros que nos brinda, todo un deleite para nuestra mirada, que con ellos vuela libre al mundo natural de donde salieron.

   
   

Los lienzos penden del techo, los pájaros parecen volar al ritmo ligero que les marca  el viento que mueve sutilmente la fibra de bambú.

Aquí la poesía también está presente, se escribe con tiza en las paredes sobre fondo rojo acertadísimo que hace de la sala un lugar perfecto para la recreación.
En esta ocasión Fely Campo expone un solo vestido, al que no le falta arte ni majestuosidad.

Quiero dar la enhorabuena a los artistas porque han dejado huella en los espectadores de sus magníficas creaciones, entre las que me encuentro.

Estos días estamos de enhorabuena, pues está en España Kosei Takenaka, uno de los mayores exponentes que existen en Japón en la actualidad de la pintura Sumi.e
Expone en  el Museo Oriental de Valladolid  sesenta y tres  obras que representan diferentes temáticas. Estas se estructuran en tres grupos:
1º denominado “Kachoga” o pintura de pájaros y flores, en la que se incluyen también verduras, frutos, insectos, peces y animales.
2º denominado “Sansuiga” o pintura de paisaje.
3º denominado “Jimbutsuga” o pintura de figuras.

El pintor Takenaka es el maestro de Miguel Elías, su único discípulo occidental el cual  dice de su maestro: ”me animó y me acompañó en el camino de la pintura Sumi.e, camino largo  de aprendizaje para el Arte y para la Vida”.

Invitado por la Asociación Takenaka- Basho de Pintores y Poetas Amigos de Japón disfrutamos de una cena en compañía del gran maestro en la que pudimos compartir conversación y compañía.
La admiración que sentimos por el maestro es mayor porque sumamos a la  admiración de su arte,  el cariño hacia su persona de una calidad humana extraordinaria.


Con los miembros de la Asociación Takenaka Basho Amigos de Japón

Esta exposición es un paso más en el esfuerzo de seguir creando puentes entre España y Japón y de colaborar en dar a conocer la cultura y el arte japonés.

Fue para mí un gran honor poder conocer al maestro Takenaka, pues personas como él atesoran en sus manos la sabiduría de un arte ancestral, su silencio es elocuente, su mirar sereno, su pensar sentido, todo en él invita a la reflexión… compañía de un hombre necesario en este tiempo de prisas y de ruido.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Imprimir en PDF