MENUDESPLEGA

domingo, 24 de abril de 2016

Arte en la calle: Henry Moore

Salamanca acoge seis esculturas del artista Henry Moore, que podrán ser visitadas en el marco incomparable de la Plaza de Anaya, en el Palacio del mismo nombre y la Catedral como testigos, hasta el 12 de julio.

Henry Moore, Castlford, Inglaterra, (1898-1986). Es uno de los grandes maestros de la escultura moderna. Sus obras se pueden definir como bronces monumentales que se exponen en espacios exteriores cívicos y públicos de todo el mundo. 

La finalidad es acercar el arte a las personas, sacando las obras fuera de los museos y las salas de exposiciones.
Estas obras fueron donadas por Henry Moore a la fundación que lleva su nombre.
Fotos: Elena Díaz Santana






Se pueden contemplar en Salamanca, seis obras del gran escultor inglés y son las que llevan por título:
  •  Figura reclinada en dos piezas (1960) donde la figura humana se asemeja a formas de rocas o acantilados.
 
  • Óvalo con puntas (1968-70) en la que encontramos de nuevo la combinación de elementos antropomórficos y formas de la naturaleza, que en un lenguaje abstracto, aspira a alcanzar una expresión sublime.



  • Formas conectadas reclinadas (1969) que es una metáfora de la maternidad y que conecta con un tema universal del arte desde siempre, proponiendo una investigación formal sobre la relación entre una forma grande y otra pequeña, lo duro y lo tierno.
 
  • Gran figura de pie: filo de cuchillo,(1976) que evoca la victoria de Samotracia a partir de la forma natural de un hueso de pájaro al que Moore añadió una cabeza y un pie. La obra trasmite sensación de ingravidez y verticalidad flotante.
 
  • Pieza de bloqueo, (1963-64)
  • Figura reclinada (1982) que fue realizada por el escultor a la edad de 84 años. La figura reclinada ofrece la máxima libertad de composición y de espacio. “Es libre y estable al mismo tiempo…, además está en reposo. Se adapta a mí”.




Henry  Moore estuvo en España en el verano de 1934. Visitó las Cuevas de Altamira, Toledo, Madrid y Vic. Aunque nunca regresó, mantuvo una estrecha relación con la cultura española. En 1981, cinco años después de su muerte, se presentó en Barcelona y Madrid una gran retrospectiva de su obra. Tras la exposición que la Obra Social “La Caixa” presentó en Caixaforum en Barcelona en 2006, Henry Moore vuelve ahora a las calles de nuestro país.

Si en años pasados tuvimos en Salamanca el placer de disfrutar de las esculturas de Rodín y Manolo Valdés, en la Plaza Mayor de esta ciudad, ahora gracias al programa ARTE EN LA CALLE  podemos admirar la obra escultórica de Henry Moore.
Gracias a este programa, el entorno elegido se embellece aún más si cabe, al recibir estos bronces majestuosos que no dejan a nadie indiferente.
Su contemplación es un placer para los sentidos.

No os la perdáis. 









0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Imprimir en PDF