MENUDESPLEGA

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Versos para compartir de A.S. Zamarreño

Hola amigos!
esta entrada hoy del blog está dedicada a mi querido y admirado amigo Antonio Sánchez Zamarreño, para desearle desde este espacio una pronta recuperación.




Él desde su atalaya de gran poeta y profesor, me honra con la visita a este humildísimo blog y por ello, yo desde aquí, quiero rendirle un pequeño homenaje.
Qué mejor que hacerlo dedicándole unas breves palabras que poco valen, lo valioso son los poemas que él ha escrito,donde deja su alma y su "paladar a la intemperie"
Quiero además, expresar mi cariño a su mujer y compañera, también en la vida profesional y en el apasionante mundo de la creación poética, ella es Mercedes Marcos.



Tiene que dar la vida un susto en la salud a un amigo, para darte cuenta de lo que esa persona significa en tu vida.
Soy consciente más que nunca de cuánto cariño y admiración atesora mi alma hacia con ellos.
Por ser tan grandes seres humanos, por su generosidad y desprendimiento, por lo que me enseñan de literatura, de poesía y de vida:
¡Gracias!

Quisiera aquí reproducir unos poemas del libro: "Tus poemas más míos"
en este caso la selección de los poemas la ha hecho Mercedes, por tanto a ella por su entereza, van dedicados estos poema de Antonio, y para Miguel, su hijo.

"Letanía de la arruga"

Entre los filtros del amor, bien veo
que el tiempo ha descendido hasta nosotros 
y va poniendo tréboles dorados
alrededor de tus ojeras.
Que entrelunada estás así,
esquiva como un bosque submarino.
Al irse, la hermosura
deja gacelas en los huesos, planta,
contra la luz, sus últimas orquídeas.
Es todo deslumbrante camino de la noche:
el rigor en penumbra del zorzal,
las agujas del humo, pausadas como esfinges,
la sotofuga, el trasvivir traslúcida.
Virgen mordida por la sal, te quiero.
Isabel visitada por la erosión, te quiero.
Dulcemente anunciada por el ángel
de la erosión, te quiero.
Madre del claroscuro.
Ave María del declive áureo.


"Epitafio contigo y con estanque"

He escrito algunos versos
hermosos como un cuerpo de mujer:
más hermosos que un cuerpo de mujer.
Solo por ellos y por cierta tarde
en la que nuestros sueños recortaron
el sueño de un nenúfar
vale la pena haber vivido.


"Teoría y praxis del poema"

Es el poema
se han encontrado, por primera vez, dos palabras
y se han tendido, juntas, hasta el fin de los tiempos.
Yo estaba allí cuando ocurrió el prodigio.
Yo estaba allí: venía de quererte
y acababa de dejar, junto al tuyo,
mi cuerpo al sol, tendido en esta página.

Antonio!
porque sigues aquí, porque tenemos mucho que celebrar. ¡Es Navidad!


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Imprimir en PDF