MENUDESPLEGA

domingo, 17 de noviembre de 2013

20 aniversario de La Casa de Las Conchas: 1993-2013


IMG_1376_thumb2Desde este humilde rincón para la cultura que es mi blog, quiero felicitar a La Casa de las Conchas por este veinte aniversario que ahora celebra y espero sinceramente que siga siendo soporte de la vida cultural de esta ciudad, con su  biblioteca y con los actos que viene realizando a favor de la cultura en Salamanca.


Para conmemorar estos veinte años de existencia, ha llevado a cabo del 8 al 16, una serie de actos donde han tenido cabida la música, charlas, conferencias, cine, poesía, etc.






 




Quiero destacar aquí, dos actos poéticos a los que pude asistir:
El día 12, Montserrat Villar y Raúl Vacas  hicieron un recorrido por su poesía, leyeron poemas de sus libros:     
“Proceso de amor” de Raúl Vacas. 
“Ternura Incandescente” de Montse Villar.
Además de poemas de otros libros suyos.
Recordaron  a los poetas salmantinos Remigio González “Adares” y Aníbal Núñez, que aunque se hayan ido, nos han dejado su obra, de la que podemos disponer en las biblioteca municipales  de la ciudad y por supuesto, en la de Las Conchas, como no podía ser de otra manera.

P1060107


P1060102




El día 14, fueron Mª Ángeles Pérez López y Antonio Colinas, los que llenaron de  versos el espacio destinado a la poesía.
Para Mª Ángeles, una biblioteca pública es una llave que abre puertas.

Sin título-1


Sin título-2

Debemos defender las bibliotecas públicas, la cultura nos da alas y nos iguala a todos los seres humanos.
Recitó poemas de su libro: “Catorce vidas” ( 1995-2009) además de regalarnos poemas inéditos.

P1060170
Sabemos de la debilidad que siempre ha sentido la poeta por los mamuts y los elefantes, animales según ella XXL, pero recientemente han llegado a su poesía otros animales, diría yo de la talla XXS (no sé si le parecerá acertado a Mª Ángeles que me refiera a ellos de esta manera) por lo pequeño que son, en este caso un caracol, y un topillo.
El poema Un caracol, se lo dedica a la también poeta Chantal Maillard: “Es el otro que respira bajo las hojas de acanto”. 

El poema del topillo está dedicado a Olvido Gª Valdés,   “después de la experiencia de la enfermedad, aparece el topillo en lo subterráneo”.

P1060178

Por su parte, Antonio Colinas, leyó poemas de su libro inédito: “Canciones para una música silente” , donde hay poemas que pertenecen a la realidad-realidad, otros dedicados a Oriente, o “Un verano en Arabí”, que hace referencia al mundo mediterráneo, etc.

Os dejo algunos versos sueltos de sus poemas, en la línea del poeta leonés:
Habla de la noche de S. Lorenzo, la noche de Las Perseidas:


Arriba todo es luz
......

Alguien está llorando allí arriba,  … por nosotros.


Otros versos:  desde su recorrido vital el poeta, puede hacer una observación existencial como ésta:
No sabía que mi vida iba a ser río lento.
......
… No caben las palabras donde estuvo la música.

El abuelo del poeta  era herrero, tenía una fragua, retorna a los recuerdos de su niñez y se referirá a ella como: 
“Ara del fuego muerto”.

Llamas en la morada, es un poema escrito, como tantos otros en la soledad de su refugio, de este poema resalto estos versos:
“Palabras como brasas”
......
“ Silencio que sana,
y que tan solo es tuyo, y que tan solo es mío”
......
“ Sé pavesa en mi ceniza”.


Termina Antonio Colinas con un deseo:

“Solo quisiera, escribir el poema sin palabras.”

Perdonad amigos que os deje solo versos sueltos de sus poemas, tendremos que esperar a que su libro sea publicado para poder gozar de él en su integridad.
Me despido con estos versos del poeta:

“… Mejor así, como hablan las almas con las almas, tan lejos, tan cerca”.


Hasta una próxima ocasión queridos poetas, nos encontraremos allá donde resuene la palabra poética.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Imprimir en PDF