MENUDESPLEGA

domingo, 3 de junio de 2012

Las huellas de Unamuno


Como ya sabéis los seguidores del blog, estamos celebrando el “ Año Unamuno “ por eso quiero compartir con vosotros fotos y alguna que otra historia que tienen que ver con el escritor.
Espero que os gusten.

Cartel con el que se conmemora el “ Año Unamuno “ 


El Casino, en 75 años, ha guardado total fidelidad a Unamuno, incluso en tiempos en que su figura fue denostada.
Unamuno era contertulio del Casino, asistía todos los días a charlar con sus amigos y a  echar la partida, mus, tute, naipes, ajedrez…
Las tertulias fueron un elemento vivificador de ideas, proyectos, fuente de grandes amigos. Las mantuvo siempre, incluso en Fuerteventura, tertulias frente al mar, o en su exilio parisino. A veces las tertulias tenían público.
En el Casino también contó con enemigos y en él se vivieron altercados importantes.
El 12 de octubre, después de lo sucedido en el paraninfo de la universidad, donde Unamuno, tuvo que salir escoltado por la policía, va al Casino, como un día más.
ÉL no tenía conciencia de lo grave que había sido lo ocurrido esa mañana.
Cuando llegó al Casino, unos le aplaudieron, y otros le increparon.
Uno de sus hijos, lo intentó sacar por la puerta de atrás del Casino, él se dio cuenta y le dijo que se iba pero que saldría por la puerta principal.



Así le recuerda el Casino en el 75 Aniversario de su muerte.
















Busto  de Miguel de Unamuno, 1979, 
Casino de Salamanca.

Escultor: Agustín Casillas




Unamuno desde este medallón está en contacto con el bullicio de una Salamanca bastante diferente a la que él conoció.

Medallón de la Plaza Mayor.
Escultor Oscar Alvariño, 1986


Miguel de Unamuno mira la fachada de la que fuera su casa, en  la Calle Bordadores, donde murió.


  Placa en la fachada de la casa donde vivió sus últimos años
  y donde murió.



Escultura de Unamuno
Escultor:  Pablo Serrano, 31 de enero de 1968.
Las Úrsulas.

Aquí tenemos al Unamuno docente, resguardado del frio y de la vista de la gente. Parece que está ahí para vigilar los saberes que en la que fuera su facultad se imparten.
El fue profesor de Griego en la universidad de Salamanca.
Viene a Salamanca el 2 de octubre de 1891, a comenzar el curso.

Los días 29 y 30 de septiembre de 1934, se organizaron una serie de eventos con motivo de su jubilación.
Se dice que a D. Miguel, no le gustaba encontrarse con su busto, y prefería ir por otra escalera, antes que “toparse consigo mismo. “
La Cruz que aparece en su pecho, tuvo que añadírsela Victorio Macho después, por expreso deseo del escritor.

Escultura de Unamuno
Escultor: Victorio Macho, Hendaya, 1929.
Facultad de Filología


Esta es la única escultura de Unamuno en la que se le representa con gafas.

Cabeza de Unamuno
Escultor: Agustín Casillas, 1972.
Aula Unamuno, escuelas Mayores, de Salamanca.




Cartel de la exposición del pintor bilbaíno, Ignacio Ipiña , que dialoga con su pincel con la obra de D. Miguel, dando color y forma a los lugares que el escritor, tan bien, describió con su pluma.
Rincones de Salamanca, Bilbao, Fuerteventura, etc.









0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Imprimir en PDF